Bonito gesto de joven manifestante.

En su página de Facebook, la joven estudiante, Magda Álvarez, escribio;

“Le pregunté si estaba prohibido abrazar y dijo que no. Recuerden que ellos son pueblo también, pero obligados a no poder unirse a la lucha. Le dije que lamento mucho que esté en la situación y dijo “gracias por entender”. Yo creo que eso habla más que 600M en recortes. Se esconde indignación bajo un uniforme policial.

Sin duda lloré con ese abrazo.

Créditos a Kevin Rios, que siempre me acompaña en locuras bilaterales; esta que pudo terminar en amor o con un macanazo.

Quiero añadir que el policía que sonríe en la foto fue el primero al que me le acerqué a preguntarle por el abrazo y me dijo que sí era prohibido. Tal vez por miedo a que fuera a hacerle algo, nunca sabré. Pero ¿ESA sonrisa? Esa sonrisa es de comprensión y aceptación. Esa sonrisa vale más que cualquiera que pueda lograr formar esta foto”.

Deja un comentario